Las experiencias acerca de la actividad de herbolario

La ciencia que estudia las propiedades medicinales de las plantas diremos que es una práctica que viene de la antigüedad.

La OMS aprueba la validez de esta actividad dado que le vendrá bien para sentirse mejor.

La herbolaria se encuentra incluida dentro del campo de la ciencia que permite prevenir y curar enfermedades y que la utilizan los expertos en salud y los naturópatas.

vemos laboratorios en los que se hacen medicamentos con hierbas, además disponen de expertos que investigan y clasifican las hierbas medicinales. Y de este modo se van descubriendo nuevas singularidades en las hierbas.

Las experiencias acerca de la actividad de herbolario que consiste en usar las plantas con fines curativos se han transmitido de unas generaciones a otras y obviamente en estos momentos se reconocen cada vez más. Aparte de los preparados expectorantes, laxantes, relajantes, antinflamatorios, antitusivos, etc. se fabrican aromatizantes de alimentos, aceites de limón, etc.

Sabemos que los medicamentos que tienen su base en la botánica tienen propiedades expectorantes, astringentes, diuréticas, antinflamatorias, estimulantes del aparato digestivo, relajantes, antimicrobianas, etcétera.

Las plantas con propiedades aninflamatorias nos ayudan a librarnos de el hinchazón de las estructuras constituidas por un conjunto de células diferenciadas, ordenadas regularmente que realizan un trabajo fisiológico coordinado. Entre otros remedios tenemos el laurel, el cardamomo, el jengibre, el ajo, la verbena y la arnica.

Las hierbas de herbolarios antimicrobianas acaban con los bacilos que causan afecciones y además ayudan a fortalecer nuestro sistema inmune. Las mejores hierbas son el aceite de lavanda, el maitake, el romero, la salvia, el tomillo y la equinácea.

Las hierbas astringentes reducen el escozor de la piel y crean una barrera protectora contra las infecciones. Nos servirán de gran ayuda el sauce, la salvia, el pie de león, el pensamiento, el rusco y la salvia.

Las plantas diuréticas aumentan la secreción y excreción de orina. Lo idóneo es el apio, el enebro, la cola de caballo, el perejil, el comino y el hinojo.

Las expectorantes van a facilitar la expulsión de las mucosidades que se quedan en los bronquios. Deguste una infusión de marganita, tomillo, gordolobo, malvavisco, mejorana o boldo.

Las plantas con propiedades tranquilizantes ayudan a controlar el desasosiego. Compre hierbaluisa, ginseng, pasiflora, tila, planta de San Juan o albahaca.

Las plantas que tienen beneficios para el sistema digestivo abren las ganas de comer y facvorecen la producción de jugos gástricos. Tome regaliz, ulmus rubra, melisa, cardo mariano, menta o manzanilla.

Las plantas curativas se pueden tomar a modo de infusión y asimismo podrá adquirir cápsulas o suplementos dietéticos.

Tenga en cuenta que es necesario decirle a su facultativo el tratamiento que consume.

En las calles de su municipio, podrá percatarse de que hay bastantes herbolisterías dónde podrá adquirir las cápsulas que necesite y sin duda a través de las webs.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies